Montando el barril en San Juan del Sur, Nicaragua

Los surfistas experimentados y los no tanto denominan “montar el barril” a ese mágico momento en el que uno se encuentra dentro del tubo que forma una ola. Si es lo suficientemente afortunado como para lograrlo con estas olas, probablemente lo defina de otra manera. Algo más o menos parecido a “¡la experiencia más maravillosa que he tenido en mi vida!”.

Bienvenido a San Juan del Sur de Nicaragua.

San Juan del Sur es un pueblo pesquero muy bien delineado, ubicado a unas 60 millas al oeste de Granada y a sólo dos horas del Aeropuerto Internacional de Managua, y se está convirtiendo rápidamente en el paraíso de los surfistas. Las tres millas de costa blanca como la nieve sólo subrayan el hecho de que “allí afuera” usted encontrará las olas más indómitas que haya visto jamás.

No es un secreto que Nicaragua se está convirtiendo en la próxima gran frontera del surfeo de América Central. Con el tiempo, el turismo moderno con todas las comodidades prenderá y será un éxito a lo largo y a lo ancho del mundo, pero, hasta entonces, los 300 kilómetros de la Costa del Pacífico será un imán para los surfistas de todos los niveles.

Desde marzo hasta noviembre usted se preguntará si no será que ha muerto y está en el Paraíso. Dondequiera que se encuentre, podrá disfrutar de oleajes que promedian entre 4 y 6 pies, llegando a ser a menudo de entre 10 y 15 pies y algunas veces más grandes. Aún durante los meses de invierno desde diciembre a febrero, encontrará olas divertidas sobre las que arrojarse.

En San Juan del Sur, estará en la envidiable posición de poder ubicarse y elegir el lugar donde rompen las olas. A otras áreas en los alrededores de San Juan sólo se puede acceder por barco. Pero no se preocupe, con una escuela de surfeo y otros operadores relacionados con el turismo del surfeo en la zona, no se aburrirá por la falta de una buena ola.

Es probable que se pregunte qué es lo que tienen la costa de San Juan del Sur y la de Nicaragua en general que crean tan envidiables condiciones para practicar surfeo durante casi 300 días al año. Se llama condición Santa Ana, un fenómeno donde los vientos dominantes del noreste provenientes del Caribe son impulsados a través de la angosta masa terrestre de Nicaragua por la ausencia de montañas en la región del sur.
Estos vientos marítimos barren las olas convirtiéndolas en tubos relucientes que se traducen en una de las experiencias surfísticas más entretenidas y desafiantes que jamás hayan visto sus ojos.

En algún momento va a tener que descansar. Vea nuestro enlace de hoteles en Nicaragua.com para obtener mayor información.

Deje que sus amigos paseen por Costa Rica. Simplemente sonría y sepa que San Juan del Sur es de lo mejorcito que se puede encontrar.