Las plantaciones de café de las haciendas de Nicaragua pueden producir una taza de excelencia

Las tierras de Nicaragua, con una altura y una temperatura apropiadas, son excelentes para el cultivo del café. Las plantaciones en las propiedades de la región nicaragüense de Nueva Segovia son prósperas porque tienen condiciones climáticas favorables. La mayoría de los dueños de plantaciones en las haciendas de Nicaragua venden sus granos de café a las cooperativas que les pagan por lo producido.

El café se acopia húmedo en la estancia y se lo seca en patios para reducir el contenido de humedad en un 12 ó 13%; luego, se lo envía húmedo al molino. El secado posterior se realiza en un molino central. Los cafeteros de las haciendas de Nicaragua han aprendido que el cuidado y la atención a los detalles dan como resultado un mejor café. Desde el año 2000, la calidad del café producido en Nicaragua en los cafetales y en las haciendas se juzga en la competencia anual de la Taza de Excelencia que se realiza en conjunto con la Asociación de Cafés Especiales de Nicaragua.

Los cafés en Nicaragua tienen un sabor dulce y un aroma rico, y la competencia los ayuda a identificar el mejor café producido en el país, y a hacer que los productos del concurso estén a disposición de los tostadores más importantes del mundo. Los granos de café de máxima calidad, seleccionados como los diez principales ganadores, se rematan al mejor postor con premios de gran importancia. Diversos compradores de Estados Unidos, Europa y Japón hacen sus ofertas por los mejores cafés.

Esto ha alentado a los cafetaleros a producir una mejor calidad de café, incluidas variedades orgánicas. En la competencia de este año, ha surgido un mayor incentivo proveniente de la firma norteamericana Intelligentsia con su programa de comercialización directa. Están dispuestos a comprarles directamente a los cafetaleros, a precios que son superiores al precio del Comercio Justo para los granos de café de la mejor calidad.

Actualmente a los cafetaleros que trabajan en sus propiedades de Nicaragua para cultivar los mejores granos de café las cooperativas no les pagan mucho más que lo que les dan a los que venden granos comunes. Intelligentsia tiene la intención de pagar un premio por la excelencia. Sostienen que el Comercio Justo tiene que ver con las condiciones laborales, no con la calidad del café, y la única manera de mejorar al conjunto de cafetaleros es alentarlos a ofrecer productos de mejor calidad recompensándolos muy bien por ello. El esfuerzo estará dirigido a construir una relación directa con el agricultor y luego pagarle por lo menos un 25 por ciento por encima del precio de Comercio Justo.