Nicaragua: Augusto Sandino, Héroe Nacional

Augusto César Sandino fue una persona que a principios del siglo XX fomentó y practicó el idealismo revolucionario latinoamericano en contra de la dominación cultural y económica de Estados Unidos. Aunque Sandino recibió cierto apoyo y reconocimiento por parte de la Unión Soviética y de otros gobiernos comunistas y partidos políticos del momento, su lucha no sólo se relacionaba estrictamente con la ideología. Sandino luchó por conseguir el reconocimiento de derechos y libertades para sus compatriotas nicaragüenses, dado que él pensaba que ellos estaban sometidos a los intereses industriales y agrícolas de norteamericanos acaudalados.

Nacido en 1895 en la Nicaragua rural, Sandino se vio impulsado por los hechos ocurridos en 1927, durante la intervención de la Infantería de Marina de los Estados Unidos que rompió el equilibrio en las Guerras Constitucionalistas de Nicaragua, a favor de la fuerte élite terrateniente conservadora. El propio Sandino asumió el liderazgo de las fuerzas liberales y logró un notable éxito contra los repetidos intentos de la Infantería de Marina de los Estados Unidos para vencerlo y capturarlo. En los primeros años de la década de 1930, debido en parte a la Gran Depresión que socavaba la voluntad de los Estados Unidos para continuar, se retiraron las fuerzas estadounidenses de Nicaragua.

Para ese momento, Sandino había surgido como fuente de inspiración para todos los habitantes de América Latina que sentían que los Estados Unidos constituían un poder explotador e imperialista. Quien después sería el dictador nicaragüense Anastasio Somoza lo traicionó, capturó y ejecutó en 1934, terminando con la activa amenaza a las fuerzas conservadoras de Nicaragua y América Latina, pero su talla como símbolo del patriotismo y la resistencia nicaragüense a la dominación norteamericana sólo se incrementó con el pasar de los años. Se podría decir que en 1979, Sandino obtuvo su venganza cuando el Frente Sandinista de Liberación Nacional liderado por Daniel Ortega derrocó al hijo de Somoza, quien era en esos momentos dictador de Nicaragua. En la actualidad, el Aeropuerto Internacional Augusto C. Sandino conmemora al hombre que continúa siendo una inspiración para los nicaragüenses y los patriotas de América Latina.