Los Osos Hormigueros Gigantes de Nicaragua

Si alguna vez tiene la oportunidad de visitar Nicaragua, haría bien en pasar algún tiempo visitando algunos de los Parques Nacionales más grandes del país. Allí verá una variedad de criaturas, algunas de las cuales de seguro ya conocerá, pero otras harán que su imaginación vuele, provocando su curiosidad. Un ejemplo de estas criaturas es el oso hormiguero gigante. Esta criatura de aspecto un tanto inusual es más o menos del mismo tamaño que un perro ovejero alemán, aunque no se parece en nada a nuestros comunes amigos de cuatro patas. De seguro, su característica más sobresaliente es su hocico tubular, que es alargado y alberga una lengua larga parecida a un gusano. Este apéndice de forma tan rara le ayuda al oso hormiguero a hurgar en pequeños agujeros y encontrar su alimento preferido: las hormigas y las termitas. A diferencia de muchos otros animales, el oso hormiguero no puede abrir mucho su pequeña boca y no tiene dientes, por lo cual no representa un peligro para otras criaturas.

Si bien puede que en cierto modo le recuerde a una especie de perezoso caminando en cuatro patas, el oso hormiguero gigante no es haragán. Su cuerpo está cubierto con un pelaje duro y largo de color negro grisáceo y verá que tiene una franja negra bordeada con blanco a lo largo de su panza. Sus patas son increíblemente aterciopeladas y su cola está cubierta de pelos largos y pajosos. En tanto que la cola del oso hormiguero gigante puede crecer hasta alcanzar los tres pies de largo, los pelos que crecen en ella llegar a tener una longitud de 15 pulgadas. Esto da la impresión de que el animal se inclina hacia atrás y está desequilibrado, cuando, en realidad, la cola le sirve como un apéndice perfectamente útil. El oso hormiguero tiende también a caminar sobre los nudillos de sus patas delanteras, dado que las mismas tienen dos garras largas con forma de anzuelo y hacen que le cueste caminar. Estas garras le sirven para cavar y hurgar en la tierra y los hormigueros, y son de gran importancia para el oso hormiguero gigante. Las patas traseras son más normales y tienen cinco dedos, que usa con total normalidad.

Un oso hormiguero promedio mide aproximadamente de 3 a 4 pies de largo y 2 pies de alto. Pueden llegar a pesar entre 35 y 64 kg. y su peso y altura varían según el sexo. Les lleva entre 2,5 y 4 años llegar a la madurez sexual y la hembra sólo tiene una cría por año. Si usted tiene suerte, podrá ver al bebé trepado a la espalda de su mamá durante el primer año de vida. Aunque los osos hormigueros gigantes suelen ser criaturas bastante solitarias, es probable que se tope con grupos de madres y sus retoños durante la época de cría. No caben dudas de que el oso hormiguero gigante es una criatura única y fascinante, y casualmente Nicaragua es uno de los lugares del mundo donde se los puede encontrar. ¿Por qué no les echa un vistazo en su próximo viaje? No se arrepentirá.