La Cocina de Nicaragua, una forma culinaria de expresarse

Con su rústica comida local y las diferentes opciones internacionales, la cocina de Nicaragua no lo va a defraudar. León, Granada y Managua ofrecen restaurantes de alta calidad, en tanto que el clima tropical brinda diariamente productos frescos. El plato típico de Nicaragua es el gallo pinto (frijoles y arroz fritos en una sartén) que se sirve con cuajada (un queso blanco rústico), tortillas de maíz y vegetales frescos. Pruebe uno de esos platos y vea qué le parece.

Todas las ciudades de Nicaragua tienen panaderías que sirven diariamente sus creaciones, tales como niños envueltos servidos con piña o queso, hojaldrados y suaves, dulces o sazonados. O un delicioso pan sin levar, aderezado con especias del lugar y azúcar, servido con café. La tropical Nicaragua rebosa de frutas frescas que por lo general se sirven en refrescos, una mezcla fría de jugos de frutas, azúcar y hielo, que resulta ser la mejor forma de refrescarse cuando hace calor. Las neblinosas alturas de Nicaragua producen el café Arábica, reconocido internacionalmente por su suave y ahumado sabor y su bajo nivel de acidez. Pruebe una taza de café tostado y recién molido cerca de Matagalpa o Estelí y verá que es una experiencia diferente de cualquier otra.


León, Granada y Managua se enorgullecen de ofrecer un asombroso despliegue de comida internacional. León sirve comida libanesa auténtica, pizza al estilo de Nueva York y una innovadora cocina vegetariana para todo el mundo. Poneloya, un pueblo costero a 30 minutos hacia el este, sirve pescado fresco y langosta para disfrutar mientras el sol se esconde en el Océano Pacífico. Granada revitaliza el paladar con tapas españolas, auténtica comida mexicana, cocina tailandesa con sabor latino y la única pizza cocinada en horno de ladrillos del país.

Managua, la meca de la cena nicaragüense, ofrece lo mismo que León y Granada más cocina francesa de nivel internacional, restaurantes con comida orgánica y alimentos integrales, genuina comida china y productos de panadería suizos. Usted nunca comerá la misma comida dos veces, a menos que así lo desee, y después de concluir su exploración culinaria de Nicaragua, puede nadar, hacer caminatas o bailar para quemar todas esas calorías.