Real e Insigne Basílica de León, Nicaragua. Patrimonio de la humanidad.

La catedral mas grande y mas bella de Centroamérica. En ella está enterrado el sublime poeta Rubén Darío. Patrimonio de la Humanidad. La catedral de León es el resultado del esfuerzo ininterrumpido de varios arquitectos, maestros de obra y artistas que dedicaron su vida a la construcción y posterior decoración de la catedral. Su diseño y los primeros 20 años de levantamiento quedó bajo la dirección del arquitecto guatemalteco Diego José de Porres Esquivel. Siguen su construcción los maestros de obras Fray Pedro de Ávila (mercedario) y Fray Francisco Gutierrez (franciscano) seguido del sabio arquitecto y obispo español Don Esteban Lorenzo de Tristán y Esmenola. Sigue su labor el obispo constructor leonés Fray José Antonio de la Huerta. Al terminar las obras la catedral carecía de decoración interna por lo cual se deja su posterior decoración bajo la dirección del nicaraguense y leonés Monseñor Simeón Pereira y Castellón el cual consigue dejar la obra en manos del escultor nicaraguense Jorge Navas Cordonero oriundo de Granada, el cual trabajó mas de 20 años en su decoración, el 90 % de su decoración es obra de éste escultor. Se encuentran también las pinturas al oleo de la pasión de Cristo obras del pintor nicaraguense Antonio Sarria. Se encargó la construcción del altar mayor al arquitecto Francisco Mateo Lacayo, su diseñador, ejecutándolo el maestro Rafael Ayestas, ambos de origen nicaraguense. Posee un coro de Cordobés, un obsequio del Reino de Córdoba a Catedral como un conjunto de 44 sillones y un sitial del Obispo, cuya madera es del siglo 18, así como un atril de facistol de cuatro caras. Resultado de toda esa labor de mas de 160 años consecutivos: La catedral mas grande y hermosa de centroamerica.