Cinco años después de ser parte del programa de voluntariado en el Viejo, Nicaragua, con las MMB.

Han pasado cinco años, pero los recuerdos quedan para siempre...