Go Back   Nicaragua.com Discussion Forum > Culture/Cultura > History/Historia

Notices


Los conquistadores en Nicaragua

Reply
 
LinkBack Thread Tools Search this Thread Rate Thread Display Modes
  #1 (permalink)  
Old 30th July 2000, 18:58
YeahMan YeahMan is offline
 
Join Date: Nov 2004
Posts: 0
Post

En 1519 el conquistador español Pedro Arias de Avila (Pedrarias Dávila), debido a un complot contra Vasco Nuñez de Balboa, le embarga unos navíos; por lo que un piloto llamado Andrés Niño, en acuerdo con Gil Gonzáles quien a la sazón era allegado al Presidente del Consejo de Indias, logra que el Rey se las conceda por medio de una cédula que extiende un 18 de Junio de 1519 para descubrir las islas de Especería, mas una ayuda financiera de tres mil pesos, adjudicándole el titulo Capitán General de Armas, arribando este en Tierra Firme en 1520.
Llegado a Darién, Gil Gonzalez tiene problemas con Pedrarias, quien al final rehusa entregarle las naves que el Rey había autorizado, lo cual obliga a Gonzalez a construir sus propias naves y salir de la isla de Perlas el 21 de Enero de 1522; muy poco tiempo despues, debido a que sus naves se veían afectadas por Broma, un molusco marino que afecta seriamente la madera, se vé el Capitán español obligado a bajar a tierra en internarse en el país, atravesando parcialmente lo que hoy se conoce como Costa Rica, donde encuentra con los caciques Nicoya y Papagayo, informándole estos sobre un país mas rico situado a unas 50 leguas de allí, gobernada por el cacique Nicarao.
Sobre las bellezas de estas tierras, Gonzalo Fernández de Oviedo, el famoso Cronista de Indias, escribió: “ … es de las mas hermosas é apacibles tierra los llanos de Nicaragua que se puede hallar en estas Indias porque es fertilíssima de mahicales é legumbres …”
Relata Gil González: “tuve nueva de un gran cacique que se llama Nicaragua y muchos yndios principales que conmigo llevaba me aconsejavan que no fuese allá porque hera muy poderoso…” Luego de decidirse a explorar el territorio del famoso cacique, Gil Gonzales envía una avanzada para entablar contacto con Nicarao quien ya sabía de la llegada de los españoles y los que recibió con fastuosidad un 5 de Abril de 1523. El jefe indígena presentó al conquistador con diez y ocho mil quinientos seis pesos en oro, tambien con plumajes exóticos, el español le correspondió con una camisa de seda y una gorra.
Varios días despues y luego de haber sostenido pláticas con Gil Gonzalez, Nicarao acepta la
conversión a la religión católica, aunque presenta algunos cuestionamientos, preguntaba si los cristianos tenían noticias del gran diluvio que anegó la tierra y si habría otro, cuando y cómo perderían su curso y claridad el sol, la luna, y las estrellas, ¿ por que eran tan grandes, y quien las movía? Tambien cuestionó: ¿ Porque querían tanto oro para tan pocos hombres?
El narrador López de Gómara describe que Gil González y sus hombres y sus hombres estaban asombrados que un hombre semi desnudo “y sin letras” hiciera esos planteamientos.
Durante la estadía del español se bautizaron mas de 30.000 indios en la capital del cacicazgo llamada Nicarao-calli o Cuauhcapolca (lugar de las grandes arboledas) desde donde vieron el lago Cocibolca, situada donde en la actualidad se encuentra el puerto lacustre San Jorge en el istmo de Rivas, en el lugar preciso se encuentra un monumento llamado La Cruz de España, en la entrada al pueblo mismo por el camino que conduce a la ciudad de Rivas.
Mientras realizaba el bautizo masivo llegaban otros caciques grandes, entre ellos uno llamado Diriajen quien se presentó ante Gonzalez con un séquito de unos quinientos hombres cada uno de estos, cargando uno o dos pavos, acompañados de varias mujeres cubiertas con hachuelas de taguizte (oro). Al preguntarles a que llegaban, contestaron que: a “ver quienes eran”, pues les había dicho los otros indios, que eran gentes con armas montados en animales; Gonzalez inmediatamente les hizo saber que debían ser bautizados, a lo cual Diriajen respondió que regresarían en tres días.
Al tercer día, un sábado diez y siete de Abril, el clérigo español Diego de Agüero, único religioso de la expedición, se mobilizó a bautizar a los súbditos de Diriajen, y al mediodía, estando los extranjeros descuidados, fueron atacados por unos cuatro mil indios según narra Oviedo, pero a pésar de contar con mayoría numeraria, no pudieron contra la superioridad que les otorgaban los caballos y las armas a los conquistadores, aunque se sabe de encarnizados combates cuerpo contra cuerpo.
Aun así, los extranjeros se vieron obligados a retirarse buscando sus navíos, teniendo que pasar por los pueblos de Nicarao, Gonzales formó un escuadrón humano ubicando a los enfermos y los botines obtenidos, enmedio, cargado por indios, y estos custodiado por mosqueteros en las cuatro esquinas, sobre esto nos dice Oviedo, que mientras atravesaban el poblado, los habitantes indígenas, les gritaban a aquellos que cargaban las pertenencias de los españoles, que se salieran del grupo y se llevaran lo que portaban, incluso, según las palabras mismas del narrador español, “ é algunos se atrevian á entrar entre los nuestros á sacar los indios con las cargas del escuadrón”.
Ya sabiendo este que Gonzalez había combatido con Diriajen , y que el conquistador llevaba grandes cantidades de oro decidió tambien atacarlo, no logrando su cometido, y mas bien llevando la peor parte en la acción, principalmente pues los indios nunca habían visto hombres montados a caballo; era tal el pavor que estos demostraban, que algunos españoles se reían al ver el pánico que ocasionaban entre los nativos.
Al ver que perdían, los indios le avisaron a Gil Gonzalez que querían la paz e intentaron disculpar a Nicarao diciendo que quienes habían atacado era gente de otro cacique, a esto, Gonzalez respondió que entre los atacantes él había reconocido a algunos guerreros de la tribu de Nicaragua; sin tener argumentos con que responder a estas acusaciones del español, los indios se retiraron diciendo: teba,teba,teba, xuya, queriendo decir Teba bueno, y xuya vete, en otras palabras: Dí lo que quieras, pero vete.
Despues de esto, se sabe muy poco sobre el destino de ambos caciques, suponiéndose que probablemente Nicarao pudo haber muerto en cualquiera de esta acciones de guerra.
Reply With Quote
  #2 (permalink)  
Old 31st July 2000, 20:52
gringo gringo is offline
 
Join Date: Mar 2005
Posts: 0
Talking

i know its our history, but it was too long for my eyes, just read half
Reply With Quote
  #3 (permalink)  
Old 25th August 2000, 03:54
rfcajina rfcajina is offline
 
Join Date: May 2005
Posts: 0
Thumbs up

Buenisimo Luciano, que bueno que vos te intereses por revelar esta parte de nuestra historia que muchos aqui en los US. no hemos podido aprender. En Nic. mucha historia se apprende atravez de nuestros abuelos, nuestros padres, y obiamente en las escuelas, siempre y cuando el individuo tenga ganas de apprender. Pero aqui, en las universidades, es casi imposible que enseñen historia nicaraguense, seguro se encuentra en algunas librerias, pero son pocos los que estamos muy bien enterados de nuestra historia. Ya sea, que seamos, negros, blancos, o morenos, nacimos en tierra nica, y por eso somos decendientes de ese pais que tanto amamos, y ahora nosotros tambien somos parte de su historia.
Reply With Quote
  #4 (permalink)  
Old 25th August 2000, 21:03
YeahMan YeahMan is offline
 
Join Date: Nov 2004
Posts: 0
Thumbs up

CHECHO:
Gracias por el comentario. la intención es precisamente, educarNOS, para aprender sobre nuestras raices, al igual que fomentar el interés.
Saludos.
Reply With Quote
Reply

Thread Tools Search this Thread
Search this Thread:

Advanced Search
Display Modes Rate This Thread
Rate This Thread:

Posting Rules
You may not post new threads
You may not post replies
You may not post attachments
You may not edit your posts

BB code is On
Smilies are On
[IMG] code is On
HTML code is Off
Trackbacks are On
Pingbacks are On
Refbacks are On



All times are GMT +1. The time now is 02:37.


Powered by vBulletin® Version 3.7.6
Copyright ©2000 - 2014, Jelsoft Enterprises Ltd.
Content Relevant URLs by vBSEO 3.0.0 RC4 © 2006, Crawlability, Inc.